Entrada destacada

Semblanza del 3ª Simposio Nacional de Síndrome de Post Polio Mexico .24 de Octubre 2016

Semblanza del 3º Simposio Nacional de Síndrome de Post Polio México .                           Asociación Post Polio Litaff, A.C Pa...

Actualización del Síndrome de Post-Polio. De acuerdo a Easter Seal.





El Síndrome de Post-Polio (SPP, por sus siglas en inglés), es una condición que afecta a los sobrevivientes del polio después de haberse recuperado de un ataque agudo inicial del virus de la poliomielitis. Por lo general hay un intervalo de 30 a 40 años antes de que se presenten los primeros síntomas de SPP, pero se han documentado intervalos tan cortos como ocho años y tan largos como 71 años. Aunque la rehabilitación moderna puede hacer que los individuos afectados con post-polio recuperen un nivel regular de funcionamiento, es posible que algunos deban volver a usar o comenzar a usar aparatos ortopédicos, muletas, bastones,  sillas de ruedas y una variedad de equipos adaptativos.El síntoma general del síndrome de post-polio es la debilidad. La fuerza muscular disminuye cuando el suministro de terminaciones nerviosas al músculo se reduce. Los síntomas pueden aparecer en los músculos que sufrieron al momento en que el individuo contrajo el polio o en áreas que no se vieron afectadas previamente. La mayoría de los problemas de dolor nuevos en los sobrevivientes de polio resultan de lesiones por desgaste a las fibras y a los tejidos musculares debilitados.Hay que entender que:



  • El síndrome de post-polio no es una reaparición del virus.
  • El descanso necesario para aliviar el dolor y la inflamación suelen llevar a una mayor debilidad o atrofia. Por lo tanto, puede producirse un círculo vicioso de mayor debilidad, mayor dolor y mayor discapacidad.
  • La atrofia del músculo y la disminución de la fuerza ocurren muy lentamente, a un ritmo del 1 por ciento de fuerza muscular por año.
  • Los individuos que sufren de post-polio tienen menos reservas musculares y podrían necesitar más tiempo para reanudar sus actividades normales luego de una cirugía o enfermedad severa.
  • Los familiares y amigos deben apoyar los cambios en el estilo de vida del sobreviviente de polio, aceptar sus limitaciones físicas y ayudarlos a hacerse responsables de su propio cuidado.

Causas
Envejecimiento de los músculos y las extremidades previamente lesionadas y tensión crónica de los músculos cuya fortaleza fue sobreestimada. (Los sobrevivientes de post-polio que emplean consistentemente los músculos restantes a una intensidad alta por muchos años, son propensos a desarrollar Atrofia Muscular Post-Polio Progresiva).
Problemas médicos no relacionados con el polio que podrían causar el avance de la debilidad post-polio y conducir a nuevos síntomas.
Entre los factores adicionales que contribuyen a un mayor deterioro muscular figuran los siguientes:
  • Pérdida normal de las células nerviosas motoras que vienen con la edad avanzada
  • Toxinas ambientales que pueden acelerar la degeneración de los nervios
  • Problemas de salud, tales como afecciones cardíacas, neumonía, artritis o fracturas
  • Atrofia por falta de uso como resultado de una reducción en la actividad relacionada con la edad
Síntomas
  • Fatiga muscular inusual
  • Fatiga significativa luego de hacer poco ejercicio o una actividad moderada
  • Cansancio rápido de los músculos o sensación de agotamiento total del cuerpo
  • Dolor de articulaciones y/o músculos
  • Artritis en la espalda, la muñeca, la mano y las articulaciones de las extremidades inferiores; artritis degenerativa del hombro y síndrome de túnel carpiano por el uso de bastones o muletas
  • Osteoartritis de la espina dorsal y las articulaciones periféricas, escoliosis, bursitis, tendinitis, síndrome de dolor miofacial, deformaciones de los pies y dedos de los pies y dolor crónico por  estrés a los músculos de la espalda y el cuello
  • Osteoporosis de la espina dorsal y de los huesos largos. (Es posible que ocurran fracturas de los huesos largos con un mínimo de estrés.)
  • Dolor en la columna, la parte baja de la espalda y las extremidades superiores
  • Dolores musculares parecidos a los de una gripe
  • Debilidad muscular y/o pérdida del uso muscular
  • Nueva debilidad muscular tanto en los músculos originalmente afectados como en aquéllos no afectados, aumento de la debilidad o el dolor, fatiga generalizada, debilidad y/o dolor luego de hacer ejercicio, temblores o espasmos musculares (Éstos pueden ser signos del uso excesivo antes de que se presente la debilidad muscular.)
  • Problemas respiratorios/dificultad para respirar
  • Dolor de cabeza o confusión en las mañanas, dificultad para tragar, patrones de respiración superficial y ahogo al hablar (El deterioro de los músculos respiratorios podría requerir el uso de dispositivos de asistencia para respirar.)
  • Problemas de sueño tales como insomnio, sueño intranquilo, pesadillas, apnea del sueño (que pueden ser el resultado de severos problemas respiratorios.)
Vivir con el Síndrome de Post-Polio
Puesto que algunos profesionales médicos no reconocen los síntomas del síndrome de post-polio, es muy importante que se realice una evaluación médica general para excluir otras condiciones que podrían remedar el síndrome de post-polio.
Un diagnóstico y tratamiento posterior por parte de un especialista entonces podría ser necesario. Entre los especialistas que tratan el síndrome de post-polio figuran neurólogos, pul monólogos, psiquiatras y ortopedistas.

Control del Síndrome de Post-Polio
  • El dolor y la inflamación de los músculos, las articulaciones y los tejidos de apoyo puede reducirse a través de técnicas de terapia tradicionales.
  • Debe evitarse cualquier actividad que sea fuente de lesiones repetitivas, tensión del músculo, calambres o fatiga persistente.
  • Los sobrevivientes del polio deben hacer ejercicio de manera regular, incluyendo ejercicios de flexibilidad, fortalecimiento y acondicionamiento. Las piscinas o albercas de agua tibia son especialmente benéficas.
  • El uso de zapatos correctivos, bastones, muletas y aparatos ortopédicos apropiados para las extremidades inferiores ayudan a prevenir la aparición de artritis en la espalda y las articulaciones de las extremidades inferiores.
  • Los aparatos ortopédicos ligeros para las piernas, las empuñaduras anchas en las muñecas y manos y el mantenimiento de un peso corporal razonable, reducen el riesgo de contraer artritis.
  • Los sobrevivientes de polio severamente afectados deben usar sillas de ruedas o carritos eléctricos al desplazarse largas distancias.
  • El estrés psicológico a raíz de la aparición de nuevos impedimentos y discapacidades es un problema importante y real para los sobrevivientes que experimentan los efectos tardíos del polio. Estas personas podrían sufrir de depresión y ansiedad como efectos secundarios. Los grupos de apoyo pueden ser de utilidad.
El Síndrome de Post-Polio (SPP, por sus siglas en inglés), es una condición que afecta a los sobrevivientes del polio después de haberse recuperado de un ataque agudo inicial del virus de la poliomielitis. Por lo general hay un intervalo de 30 a 40 años antes de que se presenten los primeros síntomas de SPP, pero se han documentado intervalos tan cortos como ocho años y tan largos como 71 años. Aunque la rehabilitación moderna puede hacer que los individuos afectados con post-polio recuperen un nivel regular de funcionamiento, es posible que algunos deban volver a usar o comenzar a usar aparatos ortopédicos, muletas, bastones,  sillas de ruedas y una variedad de equipos adaptativos .El síntoma general del síndrome de post-polio es la debilidad. La fuerza muscular disminuye cuando el suministro de terminaciones nerviosas al músculo se reduce. Los síntomas pueden aparecer en los músculos que sufrieron al momento en que el individuo contrajo el polio o en áreas que no se vieron afectadas previamente. La mayoría de los problemas de dolor nuevos en los sobrevivientes de polio resultan de lesiones por desgaste a las fibras y a los tejidos musculares debilitados.Hay que entender que:
  • El síndrome de post-polio no es una reaparición del virus.
  • El descanso necesario para aliviar el dolor y la inflamación suelen llevar a una mayor debilidad o atrofia. Por lo tanto, puede producirse un círculo vicioso de mayor debilidad, mayor dolor y mayor discapacidad.
  • La atrofia del músculo y la disminución de la fuerza ocurren muy lentamente, a un ritmo del 1 por ciento de fuerza muscular por año.
  • Los individuos que sufren de post-polio tienen menos reservas musculares y podrían necesitar más tiempo para reanudar sus actividades normales luego de una cirugía o enfermedad severa.
  • Los familiares y amigos deben apoyar los cambios en el estilo de vida del sobreviviente de polio, aceptar sus limitaciones físicas y ayudarlos a hacerse responsables de su propio cuidado.
Causas
Envejecimiento de los músculos y las extremidades previamente lesionadas y tensión crónica de los músculos cuya fortaleza fue sobreestimada. (Los sobrevivientes de post-polio que emplean consistentemente los músculos restantes a una intensidad alta por muchos años, son propensos a desarrollar Atrofia Muscular Post-Polio Progresiva).
Problemas médicos no relacionados con el polio que podrían causar el avance de la debilidad post-polio y conducir a nuevos síntomas.
Entre los factores adicionales que contribuyen a un mayor deterioro muscular figuran los siguientes:
  • Pérdida normal de las células nerviosas motoras que vienen con la edad avanzada
  • Toxinas ambientales que pueden acelerar la degeneración de los nervios
  • Problemas de salud, tales como afecciones cardíacas, neumonía, artritis o fracturas
  • Atrofia por falta de uso como resultado de una reducción en la actividad relacionada con la edad
Síntomas
  • Fatiga muscular inusual
  • Fatiga significativa luego de hacer poco ejercicio o una actividad moderada
  • Cansancio rápido de los músculos o sensación de agotamiento total del cuerpo
  • Dolor de articulaciones y/o músculos
  • Artritis en la espalda, la muñeca, la mano y las articulaciones de las extremidades inferiores; artritis degenerativa del hombro y síndrome de túnel carpiano por el uso de bastones o muletas
  • Osteoartritis de la espina dorsal y las articulaciones periféricas, escoliosis, bursitis, tendinitis, síndrome de dolor miofacial, deformaciones de los pies y dedos de los pies y dolor crónico por  estrés a los músculos de la espalda y el cuello
  • Osteoporosis de la espina dorsal y de los huesos largos. (Es posible que ocurran fracturas de los huesos largos con un mínimo de estrés.)
  • Dolor en la columna, la parte baja de la espalda y las extremidades superiores
  • Dolores musculares parecidos a los de una gripe
  • Debilidad muscular y/o pérdida del uso muscular
  • Nueva debilidad muscular tanto en los músculos originalmente afectados como en aquéllos no afectados, aumento de la debilidad o el dolor, fatiga generalizada, debilidad y/o dolor luego de hacer ejercicio, temblores o espasmos musculares (Éstos pueden ser signos del uso excesivo antes de que se presente la debilidad muscular.)
  • Problemas respiratorios/dificultad para respirar
  • Dolor de cabeza o confusión en las mañanas, dificultad para tragar, patrones de respiración superficial y ahogo al hablar (El deterioro de los músculos respiratorios podría requerir el uso de dispositivos de asistencia para respirar.)
  • Problemas de sueño tales como insomnio, sueño intranquilo, pesadillas, apnea del sueño (que pueden ser el resultado de severos problemas respiratorios.)
Vivir con el Síndrome de Post-Polio
Puesto que algunos profesionales médicos no reconocen los síntomas del síndrome de post-polio, es muy importante que se realice una evaluación médica general para excluir otras condiciones que podrían remedar el síndrome de post-polio.
Un diagnóstico y tratamiento posterior por parte de un especialista entonces podría ser necesario. Entre los especialistas que tratan el síndrome de post-polio figuran neurólogos, pul monólogos, psiquiatras y ortopedistas.

Control del Síndrome de Post-Polio
  • El dolor y la inflamación de los músculos, las articulaciones y los tejidos de apoyo puede reducirse a través de técnicas de terapia tradicionales.
  • Debe evitarse cualquier actividad que sea fuente de lesiones repetitivas, tensión del músculo, calambres o fatiga persistente.
  • Los sobrevivientes del polio deben hacer ejercicio de manera regular, incluyendo ejercicios de flexibilidad, fortalecimiento y acondicionamiento. Las piscinas o albercas de agua tibia son especialmente benéficas.
  • El uso de zapatos correctivos, bastones, muletas y aparatos ortopédicos apropiados para las extremidades inferiores ayudan a prevenir la aparición de artritis en la espalda y las articulaciones de las extremidades inferiores.
  • Los aparatos ortopédicos ligeros para las piernas, las empuñaduras anchas en las muñecas y manos y el mantenimiento de un peso corporal razonable, reducen el riesgo de contraer artritis.
  • Los sobrevivientes de polio severamente afectados deben usar sillas de ruedas o carritos eléctricos al desplazarse largas distancias.
  • El estrés psicológico a raíz de la aparición de nuevos impedimentos y discapacidades es un problema importante y real para los sobrevivientes que experimentan los efectos tardíos del polio. Estas personas podrían sufrir de depresión y ansiedad como efectos secundarios. Los grupos de apoyo pueden ser de utilidad.


ShareThis

Hello Kitty Touching Lip

Campaña 2014


exige

Post Polio

No mas Polio

No mas Polio
Collague hecho por Asociación Postpolio Litaff.A.C

Collage

Collage

Brochure de Asociación Post Polio Litaff, A.C _APPLAC

Brochure de Asociación Post Polio Litaff, A.C _APPLAC
Liliana Marasco Garrido

Cajitas de Música...


glitter-graphics.com

Las personas se asemejan siempre a cajitas de música...

Algunas tienen muchos adornos,
pero por dentro están vacías...

Otras no tienen adornos, pero por dentro
tienen todo un jardín
o están llenas de gemas brillantes.

Otras, cuando las abrimos, nos muestran
su interior lleno de recovecos y
muchas veces nos perdemos
entre sus laberintos...

Luego, están aquellas cajitas
que son transparentes,
que las vemos con sólo darles una mirada
y sabemos cómo van a actuar siempre...

Y a mí siempre se me ha ocurrido
que las personas son cajas musicales...
que sólo las conocemos y amamos luego
de oír la música de su interior...

Porque esa música tiene algo de magia,
algo muy hermoso lleno de vida,
algo de muy dentro de su alma...

Y es lo que me ha pasado ahora,
he sentido la música de tu alma
y precisamente por ello,
quisiera enviarte la música de mi alma
en esta cajita que te regalo hoy…

Liliana Marasco Garrido


Si, Amas a tus hijos Vacunalos